Ler o artigo en galegoPresencia-OpiniónVolver ó índice / Latinoamérica
El debate peronista
Por Alberto Arce (Canal Mundo, 28/01/2003)
 
 

Desde hace unos meses, la política argentina baila al ritmo del enfrentamiento interno dentro del peronismo. Las encuestas electorales dan por el momento unos resultados que indican que, de presentarse el PJ con un solo candidato, tendría muchas posibilidades de ganar con mayoría absoluta y ser elegido en primera vuelta. Pero el partido está dividido y existen tres precandidatos que esta semana sabrán si deben luchar por la nominación partidaria en elecciones internas a celebrarse el 23 de febrero o bien armar movimientos con los que concurrir por su cuenta a las elecciones presidenciales del 27 de abril, lo que supondría la fractura definitiva del peronismo (con el significado relativo que tiene en argentina el concepto de definitivo).

El resto de partidos y candidatos se sitúan en un segundo plano eclipsados por la batalla del peronismo. Como ejemplo, cabe tomar que la UCR, partido que ganó las últimas elecciones a través de la fórmula de la Alianza que llevó a De la Rúa al poder, celebró sus internas el 15 de diciembre y aún no ha conseguido nombrar candidato en medio de acusaciones mutuas de fraude de ambos precandidatos. Cuando decidan cuál será su candidato, éste rondará el 2% de intención de voto.

La batalla peronista se da entre el sector liderado por el presidente Menem y el oficialismo, representado por el Presidente Duhalde. Éste ha conseguido - tras varios intentos fallidos de convencer al Gobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann y acallar el “operativo clamor” que le pedía que continuase más allá de la fecha de su renuncia anticipada para el 25 de mayo- un candidato que presentar a las elecciones contra Menem. El candidato es Néstor Kirchner, Gobernador de la provincia de Santa Cruz.

Nos encontramos, entonces, a días del congreso del partido justicialista con tres pre-candidatos peronistas muy igualados en las encuestas (en torno al 15% de intención de voto): el ex Presidente Carlos Menem, el Gobernador de la provincia patagónica de Santa Cruz, Néstor Kirchner y el también exPresidente Adolfo Rodríguez Saá. Los tres candidatos se presentarán a las elecciones de cualquier modo, pero Menem, que recoge un rechazo popular altísimo (llega al 60% el número de ciudadanos que expresa que nunca le votaría), pretende ser elegido en elecciones internas como candidato único del Partido Justicialista.

El próximo viernes, en el congreso del Partido Justicialista, casi con toda seguridad el oficialismo, comandado por el Presidente Duhalde, anulará la convocatoria a elecciones internas para elegir candidato presidencial. Carlos Menem, principal interesado en que las internas se celebren, ha presentado un recurso ante la justicia para impedir que sean suspendidas y ha solicitado la asistencia de observadores internacionales (de la Organización de Estados Americanos) que certifiquen el supuesto fraude que se va a cometer. Duhalde está dispuesto a cualquier maniobra ya que teme que Menem pueda alzarse con el triunfo en la interna partidaria.

Al mismo tiempo, y como en los tiempos en los que el General Perón vivía y cada momento de tensión política se solucionaba con unos miles de personas aclamando al líder, Menem amenaza con presentarse el viernes en el congreso acompañado de 10.000 militantes que le apoyen. El mismo día están convocadas movilizaciones piqueteras en el lugar en una situación que promete tensión.

 
 

Alberto Arce é colaborador do IGADI.

 
Volver ó índice

Volver ó principio


Ir á páxina de inicio
Instituto Galego de Análise e
Documentación Internacional
www.igadi.gal

ÚLTIMA REVISIÓN: 27/01/2003