Distribuir

Distribuir contido
Apartados temático/xeográficos
Etiquetas
Idioma
Magazine Español (Venezuela) 14 de Xuño de 2016 Mansilla Blanco

La otra Euro 2016

ncs_modified20160330145502maxw640imageversiondefaultar-160339972.jpg

Con la Eurocopa 2016 en juego, no deja de ser significativo que deporte, política e historia muchas veces van inevitablemente de la mano. A veces irónica, a veces desafortunadamente.

Francia inauguró la Eurocopa más vigilada, sometida a los más estrictos controles de seguridad. Pero curiosamente, el fútbol que ofreció la selección francesa en el juego inaugural no dio precisamente demasiada seguridad, ganando por la mínima a una Rumanía que se batió dignamente.

La debutante Gales comenzó ganando en un grupo donde Rusia sorprendió empatando sobre la bocina a una Inglaterra confundida. No es muy íntima la relación inglesa con la Eurocopa. Como tampoco sabremos si esto es alegórico del famoso “Brexit”, la temida salida británica de la UE. Lo sabremos con el inédito referendo del próximo 23 de junio.

Para aquella fecha ya se habrá jugado el Gales-Inglaterra. Pero el de la Eurocopa de fútbol. ¿O será el del Seis Naciones de rugby? De paso, en esta Eurocopa también coinciden por primera vez en un torneo la República de Irlanda e Irlanda del Norte. Sí, esa misma, la del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Sólo faltó Escocia, que no se clasificó. ¿Sería por culpa del referendo escocés?

España defiende título con dudas, inaugurando su Eurocopa el mismo día del soso “debate a cuatro” de los candidatos a la repetición electoral del próximo 26 de junio. Si España gana su tercera Eurocopa consecutiva, ¿habrá también terceras elecciones generales, consecutivas, en un año?

Ucrania y Polonia, tan lejos de Rusia pero tan cerca de Alemania, porque están en el mismo grupo de la Eurocopa. Una Suiza con algunos jugadores de origen albanés comenzó ganando a una debutante “Gran Albania”, que se quedó en menos con un expulsado. Croacia se vengó de siglos de dominio otomano (no precisamente futbolístico) al derrotar a una Turquía que ya eliminó a los croatas en la Euro 2008. Por primera vez en su historia, futbolística en este caso, el imperio Habsburgo se enfrentaba en una Eurocopa con un inédito Austria-Hungría. Y también coinciden por primera vez en un torneo la ex Checoslovaquia, en este caso las actuales República Checa y Eslovaquia.

Islandia, con 300.000 habitantes capaces de tumbar a un gobierno con Papeles en Panamá, también está en esta fiesta de la Eurocopa. ¿Invasión vikinga a la vista? Veremos.

Muchas curiosidades para una Eurocopa que por primera vez tiene 24 participantes. Muchos, quizás. Un mini Mundial, pero de la “vieja-nueva Europa”. En fin, un negocio para la atribulada FIFA, en este caso a través de la UEFA, que necesita encontrar aliados en estos tiempos de corrupción.

 

 

Tempo exterior: Revista de análise e estudos internacionais