Distribuir

Distribuir contido
Apartados temático/xeográficos
Idioma
IGADI 23 de Maio de 2015 Araczewska

Polonia: de sorpresa en sorpresa

Segunda vuelta electoral en Varsovia

Las elecciones presidenciales en Polonia han tomado un giro inesperado con la victoria en la primera ronda de Andrzej Duda, un miembro del partido conservador Ley y Justicia. (PiS). Este domingo el sorprendente ganador se enfrentará a Bronisław Komorowski, el presidente actual, el cual hasta la primera vuelta se había mostrado muy pasivo en su campaña electoral.

Hace seis meses, los sondeos de opinión le aseguraban al presidente actual, vinculado con la Plataforma Cívica (PO) que gobierna actualmente el país, el apoyo de la mayoría de la sociedad y una posibilidad de victoria ya en la primera vuelta de los comicios. Sin embargo, Komorowski perdió su ventaja con una serie de lapsos tanto en el plano interno como internacional, que reforzó su imagen de político torpe. La decisión de no entrar en el debate con sus oponentes y centrar la campaña en las ciudades grandes, que tienden a respaldar a Komorowski de todos modos, tampoco le ayudó a ganar los votos de sus oponentes.

Mientras tanto, Duda, con apoyo activo de su familia, aumentó su visibilidad en el espacio público. Poco conocido anteriormente, lo que le dio acceso al electorado sin prejuicios fueron las promesas abundantes que dirigió a todos los grupos sociales, aunque el presupuesto del país no le permitiría cumplirlas. Así, logró presentarse como un político simpático y cercano al ciudadano. Sin embargo, la falta de una carrera política previa le hace vulnerable a las acusaciones de sus oponentes políticos de estar controlado por Jarosław Kaczyński, el líder verdadero de PiS.

Esta vez, el presidente no ha malgastado las dos semanas previas a la segunda ronda, adoptando una postura más agresiva y enfrentándose a su oponente en dos debates públicos. Pero a Duda tampoco le satisface este éxito parcial y con la pequeña diferencia entre los candidatos en la primera vuelta (34,76% y 33,77%), cada detalle puede ser decisivo. No obstante, en estas elecciones, las ideas políticas y los planes de reforma no parecen ser lo más importante.

La victoria de Duda se puede considerar una sorpresa, pero mayor fue el resultado de Paweł Kukiz, la ex estrella de rock y debutante en la escena política, que a pesar de carecer de un programa político, consiguió convencer a más del 20% de los votantes. La mayoría de los expertos interpreta su éxito como una señal de decepción de la sociedad dispuesta a votar por cualquier persona fuera de los dos partidos dominantes de la vida política de Polonia. Y el domingo precisamente este colectivo, con su imprevisibilidad, decidirá el futuro del país. 

Tempo exterior: Revista de análise e estudos internacionais