Distribuir

Distribuir contido
Apartados temático/xeográficos
Idioma
IGADI 9 de Decembro de 2013 Zizka

Presente y futuro del grupo Visegrád

El grupo Visegrád se creó tras un encuentro celebrado el 15 de febrero de 1991 en la ciudad húngara de Visegrád, durante el cual se reunieron los entonces presidentes de Polonia - Lech Walesa, de Checoslovaquia - Václav Havel y el primer ministro de Hungría - József Antall. Participaron sólo estos tres países, porque sólo ellos tenían unos objetivos principales y convergentes en su política exterior y también una cierta posibilidad de aplicación. Los cambios internos de los otros estados del antiguo bloque comunista eran, en general, mucho menos avanzados y su camino hacia las estructuras europeas era mucho más largo, o – como en el caso de Eslovenia – mucho más corto.

Al principio, los objetivos de ese grupo informal fueron celebrar consultas y coordinación de sus acciones, apoyo a los esfuerzos de los demás en la arena internacional, apoyo en la integración con Europa y la zona del Atlántico, en la construcción de la democracia parlamentaria y en la eliminación de residuos económicos y administrativos tras el régimen anterior.

En 1992, los tres países miembros del grupo Visegrád crearon el Acuerdo centroeuropeo de libre cambio (CEFTA), un acuerdo comercial entre países de Europa central y sudoriental que en los años siguientes firmaron once estados más. Actualmente, en CEFTA permanecen únicamente esos países que todavía no han entrado en la Unión Europea.

Desde 1993, después de la partición de Checoslovaquia, el grupo Visegrád está formado por cuatro miembros: Polonia, Hungría, la República Checa y Eslovaquia, y es conocido como V4. Cada medio año se celebran reuniones de los primeros ministros, mientras que las reuniones de los presidentes se organizan anualmente. El Fondo Internacional de Visegrád es la única institución del grupo. Su finalidad es facilitar y promover el desarrollo de una cooperación más reforzada entre los ciudadanos y las instituciones de la región, tanto entre el V4 como con otros estados, especialmente con los Balcanes Occidentales. El Fondo apoya los proyectos comunes en el ámbito de la cultura, ciencia, educación, intercambios de jóvenes, los proyectos transfronterizos y la promoción del turismo.

Durante el último año, el grupo ha estado desarrollando los contactos entre sí a nivel social. Como ejemplo de las iniciativas recientes puede servir el Rallye de Bicicletas de Visegrád, compartiendo una ruta que recorre por todos los países V4. Además, se pondrá en marcha un proyecto de colaboración entre cuatro universidades de los estados miembros del grupo.

Debe tenerse en cuenta que el grupo V4 no fue establecido como una alternativa a la integración de toda Europa y no quiere competir con las estructuras existentes. En ningún modo se aísla o debilita las relaciones con otros países. Al contrario, V4 tiene como objetivo fomentar la cooperación con todos los países, especialmente con sus vecinos y también se esfuerza por el desarrollo de la democracia en toda Europa. Por consiguiente, la entrada de los cuatro miembros del V4 en la Unión Europea en 2004 fue uno de los mayores éxitos del grupo.

Otro logro fueron las negociaciones de las últimas dos perspectivas presupuestarias de la Unión Europea. El V4 era la voz más fuerte y eficaz al representar a una coalición de países que quieren lograr las mejores soluciones de financiación para los estados menos desarrollados dentro de la UE. Asimismo, el grupo exhibe con orgullo su Grupo de Batalla de Visegrád, una formación defensiva regional que colabora con la OTAN y la Unión Europea. Su disponibilidad operacional está prevista para 2016.

Los miembros del grupo de Visegrád están de acuerdo en materia de seguridad energética. El proyecto más importante de esta colaboración consiste en esforzarse por desarrollar una infraestructura de energía en la línea norte-sur. De esta manera se garantizaría la seguridad del suministro de gas no sólo a los países V4, sino también a Croacia y Rumania. El mercado del gas en el grupo de Visegrád y su impacto en la seguridad energética en Europa fue el tema principal de un seminario organizado en octubre de 2013 en Praga.

El V4 es un organismo poco común. Aunque no existen ningunas estructuras formales, es visto como uno de los más eficientes mecanismos de la integración europea. Los recursos combinados de los cuatro estados que lo forman crean una de las veinte mayores potencias económicas del mundo. Con el V4 se reunieron los representantes de China, de Estados Unidos y recientemente de Japón. En junio de 2013, los primeros ministros del grupo y el jefe de gobierno japonés declararon el deseo de profundizar la cooperación económica y energética.

A pesar de los planes respecto a la seguridad energética, es muy probable que en un futuro cercano el grupo de Visegrád proponga al nuevo miembro de la Unión Europea, Croacia, una forma de cooperación. Debido a la proximidad geográfica y un similar nivel de desarrollo, Croacia puede ser un socio valioso en cuestión de colaboración regional en los ámbitos del transporte, la energía, la política de vecindad y la ampliación de la UE. Desde el punto de vista de los croatas, V4 puede ser atractivo como un grupo que resuelve problemas regionales. Sin embargo, esa potencial relación dependerá de la voluntad de reforzarla.

No obstante, debe tenerse en cuenta, que la cooperación dentro del grupo tiene carácter práctico. Por ejemplo, los enfoques relativos a estrechar la cooperación política en la Unión Europea a largo plazo se diferencian entre los países miembros. Eslovaquia y Polonia están mucho más a favor que la República Checa y Hungría. Entonces, no es muy probable que el V4 como tal se afane en estos temas en los debates en el seno de la Unión Europea. Pero aún así, el grupo de Visegrád muestra muy buenos resultados en materia de colaboración y tiene un buen futuro.

Tempo exterior: Revista de análise e estudos internacionais