Toro Hardy

Distribuir

Distribuir contido
Vinculación

Toro Hardy, Alfredo

Nome: 
Alfredo
Foto: 

Diplomático retirado, autor e académico venezolano.

Autor de dezanove libros en relacións internacionais.


402 artigos publicados
27/06/2022
En 1972, Richard Nixon y Mao Zedong abrieron las compuertas de las relaciones entre Estados Unidos y China, las cuales tardarían hasta 1979 para formalizarse en plenas relaciones diplomáticas. Fue a partir de las reformas de Deng Xiaoping en ese mismo último año, sin embargo, cuando la interconexión entre ambos países comenzó a adquirir pleno significado. De acuerdo a la formulación de este, China dejaba atrás el período de “guerra y revolución” para adentrarse en una era de apertura económica. A partir de ese momento la imbricación económica entre ambos países comenzó a crecer a ritmo acelerado y constante. 
21/06/2022
La presidencia de Donald Trump trajo consigo una profunda desarticulación de las alianzas estadounidenses.   Richard Hass acuñó la noción de “doctrina de la abdicación” para referirse el proceso de egoísmo nacional militante y de desinterés frente a los intereses globales que caracterizó a dicho período (“America and the Great Abdication”, The Atlantic Magazine, December 28, 2017). 
13/06/2022
En 1991 el más importante futurólogo de esa época, Alvin Toffler, escribió acerca del desacoplamiento económico que comenzaba a cobrar forma entre un mundo dividido en naciones veloces y naciones lentas. Es decir, entre países con sistemas económicos y tecnológicos avanzados y países sometidos a inmensas limitaciones económicas, tecnológicas y sociales (El Cambio de Poder, Barcelona, Plaza y Janes Editores, 1991). 
07/06/2022
Desde los albores de su vida independiente, Estados Unidos fijó su atenciónen América Latina como espacio natural de proyección e influencia. De acuerdo a Brian Loveman: “En 1786 Thomas Jefferson se preocupaba de que España resultase demasiado débil para preservar sus colonias hasta que ‘nuestra población resulte lo suficientemente avanzada para absorberlas una por una’ (…) Seis años más tarde Alexander Hamilton aconsejaba: ‘Junto a protegernos frente a posibles invasiones, debemos mirar hacia la posesión de Florida y Luisiana y, desde luego, posar nuestra mirada sobre América del Sur’” (“U.S. Foreign Policy towards Latin America in the 19th Century”, Oxford Research Encyclopaedia of Latin American History, July 2016). Independientemente de que dichas afirmaciones requerían de mucha seguridad en las propias capacidades, en momentos en que Filadelfia tenía 28.000 habitantes y Ciudad de México 137.000, ellas trazaban el rumbo a seguir. 
23/05/2022
 A partir de 1997 la OTAN comenzó un proceso de expansión hacia el Este. Imbuido de la argumentación liberal, según la cual cada país debía elegir libremente su destino, dicha organización desestimó las voces del realismo político. Figuras como Henry Kissinger, Kenneth Waltz, John Mearsheimer y el propio padre de la política de la Contención George Kennan, estuvieron entre quienes desde Estados Unidos alertaron contra los riesgos de jugar con el fuego de las obsesiones de seguridad rusas. En efecto, la ausencia de una geografía que naturalmente la proteja ha determinado el que históricamente Rusia haya buscado esta salvaguarda por vía de estados tapones y de la profundidad territorial. De hecho, George Kennan advirtió contra el peligro de antagonizar innecesariamente a Rusia en momentos en que aquella no representaba una amenaza para nadie.  
16/05/2022
Durante el largo período de la Guerra Fría las relaciones internacionales se vieron guiadas por aspectos estratégico-militares. El comercio ocupaba un lugar manifiestamente secundario dentro de estas. Existía, en efecto, una clara preeminencia de los misiles por sobre el intercambio de mercancías. Era la época de aquello que Hans J. Morgenthau bautizó como la “política del poder”. En ella, las motivaciones de las grandes potencias se sustentaban en mantener el poder, incrementar el poder y demostrar el poder. La relación jerárquica entre éstas era determinada por las posibilidades de prevalecer en un conflicto bélico. 
09/05/2022
Tras la invasión rusa a Ucrania y la reconstitución de la Alianza Atlántica que esta aparejó, mucho se habla del papel que Occidente jugaría en caso de una invasión a Taiwán por parte de la República Popular China. Ello implícitamente asume que la cohesión entre Europa, Estados Unidos y Canadá se mantendría en tal caso. Se está muy lejos, sin embargo, de que esto sea un supuesto dado. En primer lugar, salvo que Estados Unidos o cualquier otro miembro de la OTAN fuese atacado por China, en el contexto de una agresión contra Taiwán, no habría lugar para una repuesta concertada de dicha organización. En segundo lugar, hasta prueba en contrario la cohesión que hoy muestra la Alianza Atlántica debe asumirse como coyuntural. En palabras de Emmanuel Macrón la misma sufría de muerte cerebral en tiempos de Trump y sólo la invasión de un país europeo, y el riesgo de que el conflicto se extendiera a los predios mismos de la OTAN, permitió que saliera de su estado comatoso. No obstante, son muchas las interrogantes que aún quedan por responder, entre ellas las siguientes: ¿Sobreviviría esta cohesión a una guerra larga en Ucrania? ¿Sobreviviría a una posible reelección de Donald Trump?  
03/05/2022
Biden persigue reeditar la confrontación ideológica que caracterizó a la Guerra Fría -en ese caso democracia versus comunismo- con una nueva versión: democracia versus autoritarismo. Más allá del bajo nivel de credibilidad de la democracia estadounidense, en momentos en que ésta ha sido invadida por el cáncer del populismo, se encuentra la receptividad a este planteamiento por parte de sus rivales. En el caso de China, el mayor de estos, no existiría el mayor interés en una confrontación planteada en términos ideológicos. 
25/04/2022
La globalización económica no es un fenómeno reciente. Antes de la Primera Guerra Mundial y a lo largo de buena parte del siglo XIX, ésta floreció a través de un mundo interconectado por el flujo del comercio y las inversiones. Entonces, como ahora, las tecnologías de la comunicación y de la información serían parte esencial del proceso.  
19/04/2022
Durante los largos años de Guerra Fría el mundo estuvo dividido en bloques de rasgos precisos y tajantes. De un lado se encontraba la órbita que giraba en torno a Estados Unidos. Del otro la que lo hacía alrededor de la Unión Soviética. Entre estos dos sistemas de alianzas se erigió el Grupo de Países No Alineados. Apelando a la neutralidad, este último luchó por no ser engullido por la rivalidad entre las grandes potencias. Para ello sus miembros recurrieron a estrategias variadas. La China de Mao, por ejemplo, atacó a ambas superpotencias por igual sobre la base de que ni Washington ni Moscú tendrían interés en desequilibrar la bipolaridad doblegando a China. El Egipto de Nasser, por el contrario, prefirió estimular la competencia entre las dos superpotencias para ver cual de ellas ofrecía mayores beneficios a su país. A la larga, sin embargo, los no alineados no escaparon a los imperativos de la alineación y sus países debieron acercarse a una u otra superpotencia como terminó haciéndolo China a partir de 1972. 
Tempo exterior: Revista de análise e estudos internacionais