Ideas e Ideais para ser Nós no Mundo

IGADI: Una nueva etapa

Me han solicitado desde el IGADI, algunas líneas para dar la bienvenida a la nueva página Web. Es una petición a la que accedo gustoso, pues desde hace más de una década he venido colaborando con esta publicación electrónica. En un comienzo fue para mí una muy agradable sorpresa percatarme de la fuerza de este instituto de análisis e investigación internacional, así como la de sus iniciativas editoriales conexas, particularmente El Observatorio de Política China y la revista académica Tempo Exterior.
Liñas de investigación Relacione Internacionales Paradiplomacia
Apartados xeográficos Europa Acción exterior de Galicia
Palabras chave IGADI Galicia internacional
Idiomas Castelán

El que desde Galicia se tuviera esta vocación de mundo y, sobre todo, la capacidad para proyectarse sobre este con tanta energía, es algo que, debo confesar, no me esperaba. A fin de cuentas, ello se identifica con las grandes capitales o con las principales universidades globales. Desde luego, Galicia tenía lo suyo. A una de las más venerables universidades europeas se unía la tradición de sus habitantes de volcarse sobre otras tierras, dando lugar a una potente diáspora y a una subsecuente fusión de culturas. A esto, sin embargo, se le añadía una variable muy particular: la presencia de ese gallego de excepción que es Xulio Ríos. El ecosistema de análisis, estudio y reflexión creado gracias a su intelecto, a sus investigaciones, a su perseverancia, a sus viajes y a la amplia red de contactos internacionales a la que logró dar forma, no desmerece a lo que uno esperaría encontrar en lugares como Washington, Nueva York, Londres o Singapur. Es por ello que, desde hace varios años, he anclado buena parte de mi proceso de creación intelectual en torno a Galicia y a ese particular ecosistema.

En función de su retiro, Xulio Ríos fue delegando de manera progresiva la conducción de cada uno de los componentes de ese ecosistema en manos de las nuevas generaciones, teniendo buen cuidado en elegir para ello a los mejores. Personas que, siguiendo sus pasos, combinan el mundo de las ideas con la capacidad de emprendimiento. Daniel González Palau calza a la perfección ese molde. Buena prueba de ello es la página Web de IGADI que hoy se inaugura y que aspira a reinventarse a la luz de las nuevas exigencias tecnológicas y de la búsqueda de una mayor difusión internacional de sus contenidos. El componente idiomático resulta clave, en este último sentido. Es por ello que el recurso a traductores, planteado como propósito, podrá ampliar de manera significativa el universo potencial de lectores, quizás la única limitación que podría señalársele a una página demasiado atada a la lengua gallega.

Felicito pues esta nueva etapa del IGADI, a la cual le deseo y le auguro el mayor de los éxitos. Felicito a la vez a Galicia por su sed de mundo y por la energía y seguridad con la que se proyecta sobre este. De mi lado, tengan la seguridad de que seguiré lanzando mi ancla por estos lares.