Distribuir

Distribuir contido
Apartados temático/xeográficos
Idioma
OPCh 8 de Novembro de 2015 Ríos
Hebdomadario de la Política Taiwanesa

Taiwan Hebdo 45

Semana del 2 al 8 de noviembre de 2015

1.    Informe

Ma Ying-jeou y Xi Jinping se reunieron en Singapur. El anuncio sorprendió, a la vista del impasse que atraviesan las relaciones bilaterales desde la irrupción del Movimiento Girasol en la primavera de 2014 y a poco más de dos meses de unas elecciones presidenciales y legislativas decisivas (16 de enero). Muchos observadores vinculan la iniciativa con las previsiones electorales del KMT, principal aliado del PCCh en la estrategia de acercamiento entre ambas orillas del Estrecho.

Con carácter previo al encuentro, Ma Ying-jeou dejó claro que no firmaría ningún acuerdo ni habría declaraciones conjuntas y que el propósito de la cumbre era abogar por mantener el statu quo, certificándolo con un largo apretón de manos entre dos “señores”….

Las diferentes expresiones de la oposición en Taiwan reaccionaron ácidamente al encuentro. Tsai Ing-wen reclamó del KMT que se abstenga de recurrir al juego sucio en la etapa final de la campaña para tratar de inclinar la elección a su favor. Otros repitieron calificativos como: caótica, opaca, precipitada, indigna, sospechosa, etc., resaltando el incumplimiento de la promesa de Ma de no acceder a una cumbre si no se daban tres condiciones: que la nación lo necesite, el público la apoye y el legislativo supervise el proceso. Calificada de “experiencia humillante para la nación”, de “doblegarse y rendirse” según palabras del portavoz Ker Chien-ming, Tsai se mostró dispuesta a trabajar para “compensar los daños causados por la reunión Ma-Xi”

Ma, por su parte, aludió a la culminación de un balance positivo: la firma de 23 acuerdos en los últimos siete años, más de 40.000 intercambios estudiantiles, 8 millones de turistas y un balance comercial de 170.000 millones de dólares. Dichos datos ratificarían la senda del desarrollo pacífico de los intercambios.

Beijing optó por presentar el encuentro como una oportunidad para reforzar la confianza, consolidar las bases políticas comunes, impulsar el desarrollo pacífico y salvaguardar la paz y la estabilidad. Su mensaje principal, dirigido al PDP, gira en torno a la defensa del Consenso de 1992, piedra angular de las relaciones bilaterales y que el PDP se resiste a suscribir.

La cumbre, tras 66 años de falta de diálogo al máximo nivel, culmina una etapa iniciada en 2005, hace una década, cuando PCCh y KMT decidieron sumar fuerzas para contener el independentismo. El saldo de dicho periodo es desigual: se ha producido un acercamiento sustancial pero también se ha robustecido el soberanismo. Tras la cumbre Wang-Koo en 1993, los niveles de interacción se elevaron significativamente, pero los avances políticos fueron escasos o nulos.

Para Ma, abogado de esa “buena vía” que apuesta por la expansión de la cooperación y los intercambios, la cumbre consagra su legado y le reserva un papel en la historia de la comunidad china. Sin duda, ha sido un paso de suma importancia para institucionalizar el desarrollo de las relaciones bilaterales culminando la pirámide del diálogo y consolidando sus otros dos peldaños: entre la SEF y la ARATS, y entre los ministros responsables de ambas partes de las relaciones a través del Estrecho. ¿Puede torcer los resultados electorales o llega demasiado tarde? ¿Estará Tsai en condiciones y en disposición de dar continuidad a estas cumbres?

Que la reunión se celebre en el primer mandato de Xi Jinping, quien se manifestó a favor de no dejar este asunto a las generaciones futuras, deja abierto el horizonte a más sorpresas y aleja cualquier interpretación anecdótica o puntual del encuentro. Puede ser un punto de inflexión. Pero su principal problema radica en la seducción de una población taiwanesa que sigue viendo con recelo al continente, lo cual tiene su reflejo en el aumento del sentimiento independentista.

En las conclusiones, ambas partes destacaron la creación de una línea telefónica especial para evitar posibles malentendidos; la buena disposición de Beijing para considerar la petición de Taiwan de adherirse al BAII e implicarse en el proyecto de la Franja y la Ruta; una mejor disponibilidad para facilitar la participación económica regional y global cuidando de no transmitir la percepción de la existencia de dos Chinas; medidas para la reducción de la hostilidad que previsiblemente no afectarán a los misiles que apuntan a la isla (Beijing aseguró que no es su objetivo)... Ma insistió en la importancia de tener en cuenta “la dirección de la opinión pública” y de no precipitarse con temas sensibles porque esas prisas pueden “empeorar las cosas”.

Pero la clave final –con mensaje para el PDP y demás fuerzas soberanistas- fue la explicitación de aquella base política común, el Consenso de 1992, cuya observación  puede “evitar que la tragedia se repita”. Toda una advertencia o, si se prefiere, una invocación a la prudencia.

2.    Observaciones de contexto

§  China continental puso en marcha el uso de la tarjeta de identificación electrónica o taibaozheng, que sirve como documento de entrada para los ciudadanos taiwaneses. El gobierno taiwanés, a pesar de la insistencia de algunos diputados, rechaza por el momento introducir una medida similar para los ciudadanos chinos que visitan Taiwan.

§  Shanghai aprobó una normativa que permitirá a los empresarios taiwaneses establecidos en la ciudad adquirir los mismos derechos que gozan los ciudadanos residentes. Se estima que la medida podría beneficiar a unos 300.000 taiwaneses. Taipei instó una comunicación previa antes de aplicar medidas de forma unilateral.

§  Eric Chu propuso abrir la isla Taiping, en el Mar de China meridional, al turismo doméstico para incrementar la “conciencia de pertenencia” a la República de China de esta isla. Taipei rechazó la jurisdicción de la Corte Permanente de Arbitraje en los contenciosos referidos a esta zona, tras la demanda planteada por Filipinas el 22 de enero de 2013. Beijing planteó la salvaguarda conjunta de la soberanía territorial y los intereses marítimos.

§  El Senado y el Congreso de EEUU aprobaron recientemente por unanimidad el apoyo al ingreso de Taiwan en la Interpol como miembro observador.

3.    Datos relevantes

§  La irrupción de Eric Chu como candidato del KMT a las elecciones de enero se saldó por el momento con un nivel de apoyo ligeramente superior (18,6 por ciento) al que venía cosechando Hung Hsiu-chu (17 por ciento). Tsai sigue instalada en el 40,3 por ciento, mientras James Soong ronda el 8,2 por ciento. La encuesta fue llevada a cabo por el Apple Daily.

§  Transparencia Internacional clasificó a Taiwan en su categoría B, es decir, con bajo riesgo de corrupción, junto a países como Austarlia, Japón o Singapur.

§  El Instituto de Investigaciones Económicas de Taiwan bajó su pronóstico de crecimiento para 2015 al 0,83 por ciento desde el 3,11 por ciento que estimó en julio.

§  El Comité de Turismo de la ONU anunció que en 2014 el crecimiento de la industria turística de Taiwan fue del 23,63 por ciento y los ingresos por turismo se incrementaron un 18,9 por ciento.

§  La política de exención de visados fomenta las visitas de taiwaneses a EEUU y Europa, con incrementos de viajeros del 7,4 por ciento y 3,1 por ciento, respectivamente, según un estudio referido al año 2014.

4.    Nombres relevantes

§  Eric Chu, candidato del KMT a la presidencia, visitará EEUU entre los días 10 y 16 de noviembre.  En los años 90, Chu estudió en New York.

§  Chen Wei-ting, uno de los líderes estudiantiles del Movimiento Girasol, fue detenido en las protestas llevadas a cabo en Taipei contra la cumbre Ma-Xi.

§  Sun Yat-sen, fundador de la República de China, tendrá su moneda conmemorativa con motivo del 150 aniversario de su nacimiento.

 

Tempo exterior: Revista de análise e estudos internacionais